CAMPAÑA 15/06: DÍA MUNDIAL DE LA TOMA DE CONCIENCIA DE ABUSO Y MALTRATO EN LA VEJEZ

15 DE JUNIO. DÍA MUNDIAL DE TOMA DE CONCIENCIA DEL ABUSO Y MALTRATO EN LA VEJEZ

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó, en 2012, el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, con el objetivo de que todo el mundo exprese su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.

El maltrato de las personas mayores es un problema social que afecta a la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es, por tanto, un problema que requiere la atención debida por parte de la comunidad internacional.

A pesar de que es un tema tabú, ha comenzado a ganar una mayor visibilidad en todo el mundo. Aun así, sigue siendo uno de los tipos de violencia menos tratados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional y menos abordados en los planes de acción contra la violencia.

Un estudio realizado en 2017, llevado a cabo en 28 países de diversas regiones, incluidos 12 países de ingresos bajos y medianos, estimó que, durante 2016, el 15,7% de las personas de 60 años o más fueron sometidas a alguna forma de abuso.

Probablemente la cifra esté subestimada, puesto que solo se notifica uno de cada 24 casos de maltrato a personas mayores, en parte porque los afectados suelen tener miedo de informar a sus familiares y amigos o a las autoridades. En consecuencia, es probable que todas las tasas de prevalencia estén subestimadas.

Entre los tipos más frecuentes de abuso, se encuentran: el maltrato psicológico, el abuso económico, la desatención, el maltrato físico y el abuso sexual.

En todo el mundo, se prevé que el número de casos de maltrato de personas mayores aumente habida cuenta del rápido envejecimiento de la población en muchos países y de la posibilidad de que sus necesidades no puedan atenderse plenamente por falta de recursos. Se calcula que para el año 2050, la población mundial de mayores de 60 años se habrá duplicado con creces, de 900 millones en 2015 a unos 2000 millones, con la gran mayoría de personas ancianas viviendo en países de bajos y medianos ingresos.

 

Fuente:

https://www.un.org/es/events/elderabuse/index.shtml